sábado, mayo 25, 2024
spot_img

Les cayó la noche a Duarte y Borge

spot_img

En pocas palabras, la Federación, a través de la Procuraduría General de la República, impidió a los gobiernos salientes de Javier Duarte, aquí en Veracruz, y de Roberto Borge, en Quintana Roo, blindarse a través de la mayoría en sus Congresos, y así, buscar soslayar los señalamientos de presunta corrupción que pesan en su contra.

Se les vino la noche a los dos mandatarios priístas. El peor escenario para ambos se dio ayer. En Veracruz, a Javier Duarte no le importaban las declaraciones de sus enemigos, ‘podían decir misa’, eran simples palabrerías, siempre y cuando obtuviera, tarde o temprano, los nombramientos del Sistema Anticorrupción en el Congreso, o bien, el apoyo de la Federación. Ayer perdió ambos.

De manera directa y ‘sin apapacho previo’, o ‘sin vaselina’, dirían otros, el vocero de la Presidencia, Eduardo Sánchez Hernández, condenó a los Congresos de Veracruz y Quintana Roo por aprobar reformas contrarias a los lineamientos del Sistema Nacional Anticorrupción. Lógicamente, el golpe iba directo contra los Gobernadores, quienes en realidad instruyeron a sus legislaturas.

Muy cara les salió la intentona a Javier Duarte y Roberto Borge de blindarse, pues fue el propio Presidente Enrique Peña Nieto quien solicitó a la PGR presentar, ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, acciones de inconstitucionalidad contra congresos y gobernadores de Veracruz y Quintana Roo.

Ahora bien, en breve, Peña Nieto habrá de promulgar los decretos que den inicio al Sistema Nacional Anticorrupción, y mientras eso ocurre, las leyes de cada estado en materia de responsabilidad administrativa y fiscalización continuarán vigentes. ‎En concreto, el SNA (por sus siglas), tiene como uno de tantos propósitos, evitar que haya legislaturas locales a modo de sus gobernantes.

Es aquí donde debemos recordar las palabras de la que hasta hoy será Presidenta del CEN del PRI, Carolina Monroy Del Mazo, con quien tuve oportunidad de compartir ayer en México: ‘lo que se está haciendo en Veracruz puede ser jurídicamente correcto, pero éticamente, no’. Me dijo que sus palabras no fueron unipersonales, pues tampoco se manda sola, y con el anuncio de la PGR, se comprobó.

La acusación que el vocero de la Presidencia hizo contra los gobiernos de Veracruz y Quintana Roo es mérito exclusivo de la Federación. Algunos querrán colgarse la medalla de haberlo provocado, otros aprovecharlo para arremeter y llevar agua a su molino. Hagan lo que hagan, el asunto vino de allá arriba.

también le puede interesar

Últimos artículos

- Advertisement -spot_img