miércoles, abril 24, 2024
spot_img

Trump vs EPN en las marchas de CDMX.

spot_img

A final de cuentas las marchas fueron un poco más anti Trump que anti Peña Nieto. Si bien es cierto hubo consignas contra el Presidente en varios momentos de la mega manifestación, al menos en esta ocasión, en el «frente a frente», fue más enemigo el que habita la Casa Blanca.

La marcha tuvo más o menos 25 mil personas, unas 20 mil de «Vibra México», la organizada por María Elena Morera, Presidenta de Causa en Común, y 5 mil de «Mexicanos Unidos», de Isabel Miranda de Wallace, creadora de Alto al Secuestro.

No es una casualidad que las dos marchas se hayan organizado para el mismo día. La de Morera invitaba a manifestarse contra la ofensiva de Trump y exigir un buen gobierno, por ello tuvo mayor éxito, el repudio hacia Trump y Peña generó interés.

Por su parte, la de Miranda de Wallace exhortaba a expresar desacuerdo solamente contra el dueño de la oficina Oval, dejando para otra ocasión las críticas hacia el Gobierno mexicano. Difícil, más aún después de un gasolinazo.

Resultaba complicado que en una etapa de tanto descontento social hacia las autoridades, las marchas no se utilizaran como una oportunidad para decirle a la Federación que hay descontento y desánimo avanzados.

Estamos a unos días de que la gasolina varíe su precio día a día; a partir del próximo 17 los mexicanos tendremos un costo el martes y otro el miércoles, a veces más cara, a veces no tanto. En este panorama, resultaba imposible que muchos marchistas no observaran también al enemigo dentro de casa.

Este lunes platiqué con María Elena Morera e Isabel Miranda en distintos momentos. Ambas coinciden en que la marcha cumplió su cometido contra Trump, sin embargo, es una realidad que en buena medida, también sirvió para evidenciar que la elección del 2018 estará como agua para chocolate.

también le puede interesar

Últimos artículos

- Advertisement -spot_img