martes, abril 23, 2024
spot_img

El debate entre Nahle, Yunes y Deschamps

spot_img

¿Qué estrategia ocuparán los aspirantes a la gubernatura de Veracruz en el primer debate?, ¿se tratará de una plataforma de propuestas o acabará siendo un espectáculo similar a lo ocurrido en la CDMX? Depende de los aspirantes… y de nadie más.

De manera histórica, aquellos candidatos que atacan a sus adversarios terminan en el anecdotario electoral, más no en el buen ánimo del votante. Tomemos el caso de los debates entre Ricardo Anaya y López Obrador por la presidencia en el 2018: el panista fue ingenioso en sus descalificaciones, pero acabó perdiendo.

AMLO hizo pocas propuestas en los debates, se dedicó a repetir lo que siempre había dicho (salvo algunos chascarrillos de respuesta al panista, por ahí) y acabó ganando por bastante. No necesariamente el tabasqueño fue el mejor candidato, pero las bromas o descalificaciones no alcanzaron a dañarlo.

El que más propuso fue José Antonio Meade, notoriamente el más talentoso de los candidatos, pero nunca tuvo opciones reales de ganar y el que sí las tuvo se dedicó, en buena medida, a buscar descalificar al puntero en las encuestas, mas no funcionó.

Ejemplos sobran y en la elección para gobernar Veracruz podría ocurrir de manera no tan marcada (dado la conocida personalidad de Pepe Yunes). Muy probablemente, las primeras descalificaciones o bromas ácidas vengan del tercer lugar en las encuestas por mera obviedad y ahí, quizá, alguno de los otros se enganche.

El que de verdad gana un debate no es necesariamente el que triunfa en la elección, aunque todos se autoproclamen vencedores del mismo. Veremos qué ocurre en el primer encuentro cara a cara entre los aspirantes a gobernar Veracruz… ¿anécdota o propuesta?

X: @aaguirre_g

también le puede interesar

Últimos artículos

- Advertisement -spot_img