sábado, mayo 25, 2024
spot_img

Aquella charla del 2018 entre AMLO y Adán Augusto López

spot_img

Fue Adán Augusto López quien, visiblemente contento, compartió con su gente más cercana los números que ilustran un descenso en las posibilidades de Claudia Sheinbaum. El paisano del Presidente tiene permiso para tomar el lugar de la jefa de Gobierno (rumbo al 2024), siempre y cuando las cosas no le favorezcan.

El propio secretario de Gobernación pidió a su entrañable amigo que si Sheinbaum no levantaba (o se estancaba en las preferencias), lo “bendijera” para encabezar la candidatura de Morena y aliados en la sucesión que se avecina. Y así ocurrió: AMLO lo autorizó.

A López Obrador le ocupa la llegada de Lilly Téllez, Miguel Ángel Osorio Chong o Santiago Creel a la candidatura opositora, pues son los tres personajes que, a su juicio, si son cobijados por la oposición completa (incluso sin la adhesión de último minuto de Movimiento Ciudadano), podrían emparejar o vencer a Claudia Sheinbaum.

Ante dicho panorama, AMLO ha considerado que Adán Augusto López mostraría más garra al momento de defender sus argumentos frente a estos adversarios, quienes son reconocidos también por su facilidad para el debate. En Palacio Nacional creen (firmemente) que Ricardo Anaya no tendrá tiempo de meterse a la pelea.

El proyecto de Adán Augusto López para desbancar a Sheinbaum se convirtió en una realidad. Aquella promesa que su paisano (entonces candidato a la Presidencia), le hiciera durante un evento en Tabasco, se estaría cumpliendo. “Tú serás el que me suceda, tendremos un plan a 12 años”, le dijo AMLO.

En esa ocasión, también López Obrador le afirmó a su amigo que buscarían desviar la atención con otro aliado o aliada, pero que a final de cuentas (a menos que los números no ayudaran), sería él quien tomaría la candidatura. Fue en aquel momento cuando le aseguró que, al tercer año, y sin obstáculo alguno, quitaría a Olga Sánchez Cordero para ponerlo como “el dos” de su gobierno.

Si bien es cierto todo esto no quiere decir que el secretario de Gobernación será el candidato de Morena, permite ilustrar el plan de los “dos López de Palacio” ante el panorama que Sheinbaum tenga para finales de este año; será en ese entonces cuando se tomen decisiones.

Por lo pronto, Adán Augusto López continuará con el plan trazado desde el 2018 con AMLO: si Sheinbaum baja, él sube, y así, paso a paso, podría llegar a la candidatura. “Ya tiene la bendición”.

Twitter: @aaguirre_g

también le puede interesar

Últimos artículos

- Advertisement -spot_img