AMLO y sus días de furia

Azotó la puerta no sin antes lanzar la siguiente consigna a su equipo cercano: o le argumentaban bien al INE que nada le impedía tocar temas electorales en sus mañaneras, o sin dudarlo los pondría a “picar piedra” en plena temporada navideña. “Díganles que tengo derecho a defenderme de mis adversarios”, y dicho eso, se encerró para su revisión médica de rutina.

Aquel fue un día de furia para AMLO, quizá similares a los que vivió cuando salieron a la luz los videos de Pío, o bien, los contratos que Pemex había celebrado con su prima, Felipa. Tenía la boca seca por la formalización de la alianza opositora, y además, no podía dejar de estar molesto ante la presión de un terreno todavía fuera de su control: el INE.

Cuentan los observadores en Palacio Nacional que no hay mayor preocupación para AMLO que la elección del próximo año, por ello, de ahora en adelante, habrá alguien en cada mañanera que le preguntará al respecto, que le abordará el tema, o cuando menos, que le dé pie para lanzarse contra sus opositores ante los comicios que se avecinan.

Y es que, aunque el INE le instruya a no tocar temas de corte electoral en el “prime time mañanero”, AMLO ha decidido desacatar y continuar haciéndolo porque observa muchos perfiles endebles, particularmente en su búsqueda por conservar curules tanto en San Lázaro como en el Senado. Las gubernaturas no le preocupan, dice, pero su “caballada está flaca” en otros frentes.

“Si no fuera por la pandemia ya habríamos sofocado cualquier intento de la oposición por resurgir”, me comenta una persona en el círculo cercano del Presidente, “pero el otro tema que nos está generando dolores de cabeza es el INE”, de ahí que el tabasqueño decidiera hacer lo que le plazca en sus foros mañaneros.

La decisión está tomada: AMLO hablará de temas electorales cuantas veces lo crea necesario, y si algo pasa, su equipo jurídico habrá de revolverse para responder cualquier “llamado de atención” de la autoridad electoral. No importa que acumule amonestaciones, “a este Presidente nadie le instruye u ordena, así sea el INE”.

Y si por alguna razón, (antes de que arranque el proceso electoral), buscan obligar que AMLO suspenda las mañaneras bajo cualquier criterio, se negará a hacerlo, pues argumentará, entre otras cosas, que debe informar asuntos indispensables, y ya inmerso en la dinámica de pregunta-respuesta, le entrará al tema electoral.

“Aunque no aparezca en la boleta, AMLO estará en la mañanera o en algún otro foro, a pesar del INE, es la instrucción”, dicen en Palacio Nacional.

alejandroaguirre77@gmail.com
Twitter: @aaguirre_g
www.alejandroaguirre.com.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *