“Enrique busca desmarcar a Luis”

Que la Fiscalía General de la República busque aprehender a Luis Videgaray no sorprendió a Enrique Peña en España, la novedad habría sido que dicha solicitud procediera. Que Emilio Zebadúa, exoficial mayor de Rosario Robles en Sedesol y Sedatu, quiera convertirse en testigo colaborador para el caso de la Estafa Maestra, tampoco preocupó del todo al mexiquense, pues suelte lo que suelte o diga lo que diga, “nunca irán por él, se lo confirmaron del mismísimo Palacio”.

El problema no llegará hasta Peña por mucho que apunte hacia él. Hay acuerdos que no se rompen, más aún cuando el expresidente no intentó evitar la llegada de AMLO en el 2018, “pudo haberlo buscado, no era imposible, a pesar de los 30 millones de votos que respaldaban su candidatura”, me hacen saber desde España.

A EPN volvieron a confirmarle que no le molestarán en Madrid, tampoco a varios de sus excolaboradores más cercanos, el asunto es y será, “y se lo dijeron de manera directa”, con Luis Videgaray. “Zebadúa podrá hablar incluso más que Lozoya, podrá decir lo que sea, aún así, Enrique está más firme que una roca, aunque tenga periodos eventuales de duda”.

Tal como lo adelanté desde el pasado 2 de julio para El UNIVERSAL, gente al interior de Palacio Nacional me hizo saber que el peñista con menos seguidores (o defensores) en el equipo de AMLO es Videgaray, sin embargo, me confirman que derivado de la ofensiva de la Fiscalía contra el excanciller, EPN ha solicitado dejarlo en paz e ir por perfiles más bajos, “si es que buscan entregar cabezas”.

El tema de Videgaray llegó filtrado a medios porque se quiso enviar un mensaje a los ciudadanos de “no impunidad” hacia figuras del peñismo, pero no porque en realidad busquen aprehenderlo, y de no ser así, el inquilino del Instituto Tecnológico de Massachusetts está más que advertido. Se habría cometido un error infantil. Las coincidencias no existen, y menos “entre sujetos con las mismas mañas”.

De todas formas, y buscando evitar sorpresas, “Peña busca desmarcar a Videgaray de cualquier peligro, es decir, intenta sumarlo al pacto de caballeros donde ya existen algunos y algunas que fueron sus manos derechas”. El también extitular de Hacienda no necesita ser popular para AMLO y su equipo, lo que requiere es dejar de ser un objetivo de ataque.

La ofensiva contra Videgaray avanzó por ser uno de los personajes con menos adeptos en Palacio Nacional, además de Rosario Robles, pero no es algo imposible de solucionar para Peña con el “pacto de caballeros”, o en su defecto, a través de la celosamente guardada “videoteca de Pío”. Siempre hay rutas de negociación, me aseguran en España.

alejandroaguirre77@gmail.com
Twitter: @aaguirre_g
www.alejandroaguirre.com.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *