El plan fallido de “Alito”

Cuando el Presidente Lopez Obrador decidió no establecer ofensiva directa alguna contra Miguel Ángel Osorio Chong, el coraje le hizo perder los estribos a Alejandro Moreno Cárdenas, Dirigente Nacional del PRI, pues su plan para buscar “bajar” al hidalguense de la coordinación de los senadores del tricolor se derrumbó.

Fuentes cercanas al exgobernador de Campeche, (y que laboran a su lado en el partido todos los días), me afirman que “Alito” confiaba en que desde Palacio Nacional “afilarían los cuchillos” para proceder contra Osorio Chong, sin embargo, derivado de la carencia de argumentos sólidos, AMLO decidió desechar el tema rotundamente.

Ante la existencia de varios frentes abiertos y en desarrollo, como el de Emilio Lozoya, Rosario Robles, las órdenes de aprehensión a elementos de la ex Policía Federal, el video con la entrega de presuntos sobornos a panistas, (por mencionar sólo algunos), el Presidente decidió desactivar los temas hacia el exsecretario de Gobernación. “Es mucha especulación y pocas pruebas, así que suelten el asunto”, dijo el Presidente, me comentan.

En la zona de Insurgentes Sur, ahí, en la oficina del líder nacional tricolor, no cayó nada bien la noticia, al grado que decidieron deslizar, (de manera trompicada y sin medir efectividad alguna), el rumor de que Osorio Chong abandonaba la coordinación de los priistas en el Senado. “Alito” vivió otro coraje: le salió el tiro por la culata.

Me informan que al enterarse del respaldo público que Osorio estaba recibiendo de sus compañeros en la Cámara alta, Alejandro Moreno quiso detener todo, pero ya era demasiado tarde. Sin el apoyo de Palacio Nacional y sus instituciones, Alito” se detuvo, pues queriendo exhibir a su coordinador en el senado, acabó poniendo en duda su propio liderazgo como dirigente tricolor.

De acuerdo a fuentes en la consejería jurídica de AMLO, hasta hace algunos días sólo existía un expediente abierto para proceder contra Miguel Osorio Chong, mismo que quedó cerrado por instrucciones del Presidente. “Le vio inconsistencias serias y prefirió clausurarlo; además, tiene otros sujetos e intereses en mente”, me comentan.

La ofensiva montada contra Osorio reveló, (para molestia de sus creadores), la cápsula de apoyos que tiene el oriundo de Hidalgo en el Senado de la República. El problema ahora está en la dirigencia nacional del PRI, donde parece gobernar más otro personaje que el propio Alejandro Moreno, me dicen. Ya veremos.

alejandroaguirre77@gmail.com

Twitter: @aaguirre_g

www.alejandroaguirre.com.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *