El parte médico del Presidente

Justo ahora que Ricardo Sheffield, titular de la Profeco, dio positivo en su prueba de Covid-19, y a sabiendas que el lunes pasado convivió de cerca en “la mañanera” con AMLO, en Palacio Nacional se encendieron los focos rojos por la suerte que pueda correr la salud del Presidente.

Y es que el asunto no se circunscribe solamente al coronavirus, sino a otros padecimientos que AMLO tiene por su edad, ritmo, y desgaste lógico del cuerpo.

Si bien es cierto los médicos recomiendan que el Presidente no realice viajes que superen las 8 horas de traslado, (pues su presión y afecciones cardíacas son riesgosas), la insistencia de Donald Trump para que se mueva a Estados Unidos podría rendir frutos en los próximos meses. No así con China.

En días pasados, AMLO hizo pública su intención de viajar tanto al vecino país del norte como al continente asiático, con el afán (dijo) de agradecer los apoyos otorgados a México ante la pandemia por el Covid19: el de China será prácticamente imposible, (debido a su salud), y el de EU tiene que hacerlo, no le queda de otra, está “en el contrato”.

Trump quiere físicamente a AMLO en su tierra por temas electorales. Si bien es cierto el de Tabasco ha bajado (también) su popularidad entre los mexicanos radicados en EU, continúan existiendo muchos seguidores de López Obrador, mismos que podrían traducirse en votos para el republicano.

Además, si bien es cierto nunca antes Trump había alcanzado niveles de aprobación tan elevados como los que tiene ahora, (derivado de algunos anuncios con motivo de la pandemia), la presencia de AMLO, (dicen sus estrategas), podría sumarle más simpatías que rechazos, y en un panorama que se antoja muy reñido con el demócrata Joe Biden, serían de mucha utilidad.

En la última charla que sostuvieron AMLO y Trump, con la traducción e intermediación de Marcelo Ebrard, hubo acuerdos que no se hicieron públicos sobre el envío de ventiladores para pacientes con Covid19. Uno de ellos fue, simple y llanamente, que la primera gira de trabajo de López Obrador fuera del país se realizara a EU. Ya es tema “de contrato”.

Y aunque la salud de AMLO no ha sido detallada debidamente, (pues son más de 280 días sin cumplir con el compromiso de hacer públicos sus análisis médicos), en el caso de EU harían una arriesgada excepción, no así con China, donde el agradecimiento sería por videoconferencia o a través de un enviado especial.

El reporte médico no dado a conocer de AMLO detalla que su presión debe ser monitoreada constantemente, además de chequeos periódicos tanto de su corazón como de la columna, donde también presenta dolencias. Le recomiendan por un lado no enfadarse, (pues le dispara la presión), y por otro, evitar los viajes largos, situación que deberá romper para “hacer campaña” con Trump, a menos que el mismo “güero” se eche para atrás, cosa que puede ocurrir.

alejandroaguirre77@gmail.com

Twitter: @aaguirre_g

www.alejandroaguirre.com.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *