El increíble caso veracruzano

¿Por qué se equivoca tanto en sus declaraciones Cuitláhuac García?

Es simple. El Gobernador de Veracruz no tiene los conocimientos suficientes para manejar las finanzas de su estado, (lo evidenció estando en campaña), no sabe explicarse, situación que lo lleva a cometer errores cuando se expresa en público. Debería apoyarse más en su Secretario del ramo, y dejar que sea él quien declare.

El Gobernador de Veracruz no domina los temas de seguridad pública para su estado, mucho menos sabe detallar estrategias u operativos, va de “tumbo en tumbo”. La solución, a medias quizá, es dejar que su Secretario hable y explique los temas.

El Gobernador de Veracruz no conoce de términos legales ni su aplicación al momento de expresarse. Comete errores que no deberían sucederle a un mandatario estatal. Ojalá permitiera que alguien en su equipo, con pericia en esos menesteres, explicara y declarara. Provocaría menos yerros.

El Gobernador de Veracruz carece de habilidad para hablar en público, y por supuesto, ante medios de comunicación. Se equivoca, alarga las pausas, se confunde, se llena de muletillas y acaba incluso, para su mala fortuna, ofendiendo a la prensa, situación que lo lleva a ser exhibido también en redes sociales. Debería ser un vocero quien efectuara dicha tarea.

El Gobernador de Veracruz intenta replicar las comicidades o “puntadas” del Presidente López Obrador, pero al no tener “gracia natural”, obtiene un resultado totalmente adverso ante la opinión pública nacional.

Sin embargo, a pesar de no saber de finanzas, seguridad, cuestiones legales, expresarse en público o ante medios de comunicación, e incluso, aunque se mofe de instituciones (como la de transparencia de la información), el Gobernador de Veracruz no tiene de qué preocuparse cuando menos por 18 meses más, no perderá su trabajo; AMLO continuará levantándole la mano en público, pase lo que pase.

Cuitláhuac García tiene “permiso” para continuar igual sin reprimenda alguna de su jefe, pues cuantas veces sea necesario, el Presidente vendrá a darle un “espaldarazo” más, un apoyo más, un cobijo más, dejando de lado los nulos resultados de su Gobierno.

“En Palacio Nacional ya vemos el caso de Cuitláhuac García como perdido; buscaremos salvar el estado para Morena hacia las elecciones intermedias, pero no a su Gobernador, porque para hacerlo necesitamos un milagro, y por más que intentamos, él se empeña en empeorar”, me dijo un personaje cercano al Presidente López Obrador.

alejandroaguirre77@gmail.comTwitter: @aaguirre_gwww.alejandroaguirre.com.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *