“Hay indeseables metidos”, dijeron a AMLO

Y estuvo en el norte de Veracruz para levantar a Cuitláhuac García lo más alto que pudo; el objetivo era ayudar a su más rezagado pupilo en la República Mexicana, al que no logra caminar sin la “andadera” del Gobierno Federal. AMLO tenía una meta y buscó cumplirla.

Lo adelanté en esta columna y así ocurrió, tal como me lo confiaron los cercanos al Presidente en Palacio Nacional:

“La visita de este fin de semana a Veracruz es básicamente para sacar de terapia intensiva a Cuitláhuac García ante su propia gente, buscando hacer ver que las cosas no están mal, y para eso, le dará todo su apoyo en público, lo cobijará, pero la verdad es que estamos muy preocupados por su lentitud como Gobernador”.

López Obrador no se cansó de repetir, en los tres puntos donde estuvo (Poza Rica, Tuxpan y Tantoyuca) que le habían dejado muy mal el estado al Gobernador García, pero que aún así, la seguridad mejoraría, particularmente porque la autoridad ya no estaba coludida con los delincuentes.

El Presidente tuvo que meter el acelerador en el afán de empujar al Gobernador de Veracruz. Los reportes que el tabasqueño tiene son claros, “a este paso y con el magro papel de Cuitláhuac García, en las elecciones intermedias Morena perderá terreno frente al panismo estatal”.

La gente de AMLO en Morena sabe que en materia electoral, Veracruz peligra bajo el mando de Cuitláhuac García. Tienen claro que los municipios más relevantes en el estado bajo su “dominio”, particularmente Xalapa y Coatzacoalcos, se hunden en la inseguridad, y que sus alcaldes, agobiados por la inoperancia de su Gobernador, no alzan la voz como quisieran, pues sería “como patear al propio Presidente”.

AMLO cumplió su objetivo en Veracruz: ayudar a Cuitláhuac García, levantarle la mano, sonreír con él, ponerlo a su derecha en la tarima. Ahora sabe que cometió un error al repetirlo como candidato, pero no es tiempo de lamentaciones, sino de poner el pegamento necesario, “aunque se gaste la botella entera”.

Sin embargo, me dicen que el Presidente se llevó una nueva preocupación de Veracruz. “Más allá de las fallas del Gobernador, AMLO se percató que algunos de sus Secretarios hacen que Cuitláhuac quede peor ante la opinión pública, como si buscaran tropezarlo o lucir más que él. Nos pidió revisar bien el tema y pasarle el reporte. Hay indeseables metidos”.

alejandroaguirre77@gmail.com

Twitter: @aaguirre_g

www.alejandroaguirre.com.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *