“Deberían emular a AMLO en Veracruz”

De chamarra café, camisa de vestir abierta y corbata desapretada, como suelen ponerse los políticos cuando se toman un semidescanso, ahí, al otro lado del escritorio, uno de los hombres cercanos a AMLO me dijo, claro y conciso, que “ojalá el Gobernador de Veracruz pudiera hacer tan sólo una cosa bien: emular a López Obrador”.

Cuitláhuac García colecciona errores como mandatario de Veracruz, al menos así lo ven quienes lo evalúan en Morena y Palacio Nacional. Evade cuando no debe hacerlo; declara cuando sería mejor evitarlo; se enoja cuando tendría que mostrar prudencia; se observa consecuente cuando debería presentar carácter. No da una.

“¡Qué bien nos caería una emulación de López Obrador como Gobernador en Veracruz!, o cuando menos alguien que nos ayudara a llevar la fiesta en paz ahí; Cuitláhuac no aprovecha el capital político que AMLO le prestó. En Veracruz ya no se puede nadar de muertito, ahí no, y se empecinan en hacerlo”, me dijo mientras apretaba una pelota antiestrés en la mano derecha.

“Nos guste o no, hasta Cuauhtémoc Blanco hace un papel más decoroso que Cuitláhuac García como Gobernante de un estado. Cada vez que le dejamos operar un tema sin ayuda nuestra, como remover al Fiscal Winckler, por ejemplo, falla o sus colaboradores no encuentra los caminos adecuados, por eso hemos tenido que enviar gente de Segob a efectuar las negociaciones que él no ha hecho”.

Y es correcto, desde el rotundo fracaso del Gobernador García para destituir al Fiscal por la vía legislativa, (a pesar de contar con mayoría simple), los consejeros de AMLO para la conservación política de los estados, decidieron enviar sendos operadores a Veracruz, uno de ellos, Miguel Lucia Espejo, titular de la Unidad de Enlace Legislativo de la Segob, según me informan.

“AMLO se siente tan veracruzano como tabasqueño, lo ha dicho incluso ahí, siendo candidato y en su faceta presidencial. Imagina lo mucho que le preocupa el papel que hasta el momento ha desempeñado Cuitláhuac García. Le estima como amigo, pero como gobernante, no levanta”.

Por cierto…

En una entrevista que sostuve con Jesús Ramírez Cuevas, Vocero del Presidente López Obrador, quedó claro que no “meten las manos al fuego” por el trabajo del Gobernador de Veracruz.

“Cada funcionario que proviene de Morena está obligado a cumplir, y no se pueden mantener en la inercia y la indiferencia burocrática. Hay que demostrar con hechos que se trabaja en beneficio de la gente, que se es eficaz y que se atienden los problemas de las entidades”, me dijo, contundentemente.

Más claro, ni el agua.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *