Venganza pos electoral en Veracruz

Después de pasar siete décadas con gobiernos priístas, Veracruz ha vivido, en poco más de dos años, un par de alternancias en el poder. Javier Duarte fue vencido por Miguel Ángel Yunes, y después, el panista cayó contra el binomio AMLO-Cuitláhuac García.

Durante más de 70 años los veracruzanos se acostumbraron a votar por un mismo partido; posteriormente, la imagen de Javier Duarte los llevó a votar contra el PRI, y de manera irónica, un bienio después, la imagen de López Obrador arrastró más de millón y medio de votos para Morena en el estado.

Miguel Yunes logró vivir en luna de miel con los veracruzanos por cuando mucho 6 meses, en gran medida apoyado por la desmejorada imagen de Javier Duarte. ¿Cuánto podrá Cuitláhuac García romancear con sus gobernados antes de recibir sus primeros cuestionamientos?

Hace algunos días, en una charla de esas que suelen prolongarse, me aseguraron que en los primeros meses de su gobierno, Cuitláhuac García podría recibir algunas “bienvenidas” cortesía de sus adversarios, así como las propinadas a Miguel Yunes en su momento.

Al Gobernador panista le dieron algunos “recibimientos” relacionados con temas muy puntuales en el estado. Sus adversarios le dieron donde más le dolía, donde más reconocimiento y experiencia tenía: en asuntos de seguridad.

¿Cuáles podrían ser los “recibimientos” para Cuitláhuac García ahora que asuma el poder?, ¿cuál sería ese “flanco” más experimentado para el Gobernador electo susceptible de ser utilizado por sus adversarios?, ¿el educativo, dado que siempre ha sido académico de la Universidad Veracruzana?

Me comenta la gente del equipo de transición de AMLO que ya analizan los flancos débiles y fuertes de Cuitláhuac García, pues ambos son, sin duda, muy atractivos para la “venganza pos electoral”, de la cual, históricamente, muy pocos se salvan.

alejandroaguirre77@gmail.com

Twitter: @aaguirre_g

www.alejandroaguirre.com.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *