Ni Anaya ni AMLO, fue el formato.

Mucho se ha escrito sobre el debate y también lo haré yo, basándome en las expectativas generales que teníamos sobre cada uno de los candidatos. Lo compartí en este mismo espacio hace días: al Bronco le iría bien y habría una batalla extra, la de los tres punteros.

Esto escribí el jueves pasado:

“En el primer debate suele ganar el que tiene menos por perder. Recuerdo lo mucho que se habló de Gabriel Quadri, como candidato del Panal en el 2012. En esta oportunidad, muy probablemente, tanto el Bronco como Margarita Zavala sean quienes saquen las frases más recordadas, los ataques más ingeniosos”.

Y así fue, que a nadie sorprenda si en las próximas encuestas Jaime Rodríguez aparece con dos o tres puntos porcentuales más, cortesía de Margarita Zavala o José Antonio Meade. Hace 6 años fue Gabriel Quadri, un aspirante sin posibilidad alguna de vencer, quien obtuvo varios votantes después del debate, ahora fue el de Nuevo León.

Esto compartí hace poco:

“Sin embargo, habrá otra batalla dentro del debate, y esa la librarán sólo AMLO, Anaya y Meade. Veremos quién de ellos tres saca los mejores dividendos, independientemente del vencedor general”.

Dejando de lado a Jaime Rodríguez y Margarita Zavala, la lucha entre los tres candidatos con mayor intención del voto dejó a un Meade que no aprovechó; a un Anaya que mejoró, y a un López Obrador que logró, en la mayoría de las ocasiones, esquivar los dardos montoneros que le lanzaron, aunque cierto es que le acertaron algunos de buena manera.

Meade tenía tiempo pidiendo debatir y le faltó agresividad ahora que tuvo la oportunidad; Anaya trató de vender bien aquella máxima de “sólo yo puedo derrotar a AMLO”, veremos qué tanto se la compran los ciudadanos “anti peje” que piensan apoyar a otro candidato; y el de Tabasco, evitando engancharse, nadó de “a muertito” durante todo el ejercicio, viéndose en ocasiones aburrido, o deseoso de que finalizara.

Esperemos unos días para ver las encuestas “pos debate”. De poco valdrá el ejercicio si no se refleja en acercamientos o alejamientos en las posiciones. A mi modo de ver las cosas, Anaya destacó pero López Obrador no perdió, trabajosamente se mantuvo. Es probable que a este paso, la elección se cierre en los últimos 10 días previos al primero de julio. Veremos.

alejandroaguirre77@gmail.com

Twitter: @aaguirre_g

www.alejandroaguirre.com.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *