Karime Macías, ¿antes de enero?.

Javier Duarte seguirá entregando cartas y los medios continuarán dándole cabida en su agenda. La simple idea de recibir misivas de un reo, desde la oscuridad de su celda, con el plus de que pudiera tratarse, en un escenario muy aventurado y futurista, de un “preso político”, resulta atractivo para cualquiera: periodistas o no.

En su última carta, entregada a Ciro Gómez Leyva en Imagen Noticias, Duarte agregó un elemento más a su evidente estrategia de victimización: echarle la culpa a alguien por si algo le pasa derivado de su huelga de hambre.

El ex gobernador, además de establecerse como mártir afirmando que a pesar de sus signos vitales críticos continuará sin comer, decidió responsabilIzar a la Jueza Alma Aleida Sosa de aquello que pueda sucederle a su integridad física, por mantener a sus ex colaboradores bajo la medida cautelar de prisión preventiva.

En el fondo, Duarte de Ochoa no hace más que mantener vigente el pleito con Miguel Yunes Linares. Olvidemos a la Jueza y Fiscalía General de Veracruz; para el oriundo de Córdoba no hay más culpable que el Gobernador panista; a él dedica su huelga de hambre, sus pensamientos en la soledad del Reclusorio Norte.

Javier Duarte arreció su ofensiva contra Yunes posterior a que éste presentara pruebas contra Karime Macías en la PGR. El ex gobernador dice que su negativa a comer es por solidaridad a sus ex colaboradores, cuando en realidad, y lo sabemos bien en Veracruz, tiene como finalidad intentar defender a su esposa.

Fuentes muy bien enteradas en la Federación, mismas que me dieron “santo y seña” del paradero de Duarte cuando era prófugo, e incluso los tiempos de su captura, me han hecho saber, de nuevo, que se tienen ya los fundamentos suficientes para levantar cargos contra Karime Macías, es decir, van por ella.

Las bases para acusar a la ex primera dama de Veracruz son, además de los testimonios de testigos protegidos de la PGR, movimientos millonarios que ella misma habría efectuado y autorizado cuando era titular del DIF Estatal.

Retomo lo que escribí hace algunas semanas:

“Se prevé que las palabras de Mansur señalen e incriminen más que las de José Janeiro a Karime Macías. Según se me informó, a la esposa de Duarte se le investiga, cuando menos, por defraudación fiscal, enriquecimiento ilícito, y el más grave de todos, delincuencia organizada”.

En suma, de acuerdo a los datos que se me proporcionaron, Macías debería ser detenida antes de enero del 2018, cuando se efectúe la siguiente audiencia de Javier Duarte. Veremos si de verdad se animan a ir por “la mano que meció la cuna en Veracruz”, como la llama en privado la autoridad.

alejandroaguirre77@gmail.com

Twitter: @aaguirre_g

www.alejandroaguirre.com.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *