El PRI de Veracruz, bajo la mira del CEN

Martes 29 de noviembre de 2016
La ratificación de Amadeo Flores Espinosa al frente del PRI estatal no significa un “espaldarazo” a las aspiraciones de Héctor Yunes Landa. Tampoco quiere decir que las candidaturas hacia la alcaldía dependan de él. Me resaltaron que la responsabilidad en gran medida radica en el CEN.

El hecho de que el ex Procurador del Estado sea identificado como “gente” de quien fuera candidato a gobernador no debe traducirse como dos años más de “yuneslandismo” en Veracruz, en lo absoluto. Amadeo Flores se queda en el cargo porque se acordó total coordinación con el CEN y la Federación, nada más.

Para nadie es un secreto que la ratificación de Flores Espinosa no fue bien vista por varios militantes importantes en Veracruz, situación que sin lugar a dudas, se reflejó en el ausentismo de algunos “peces gordos” a la reciente sesión extraordinaria del Consejo Político Estatal.

Me dejaron claro que el CEN del PRI no es ajeno a las rupturas que existen en algunos sectores posterior a la elección, así como a la misma distancia que el equipo de Héctor Yunes en campaña generó, de manera presunta, con algunos personajes del Partido Verde o tricolores en Veracruz.

Para los que deciden en el centro del país, el 2018 está a un “siglo de distancia”. Las fuerzas se colocan en la renovación del Estado de México, Nayarit y Coahuila, así como en las 212 alcaldías de Veracruz para el 2017. La instrucción para Amadeo Flores en el Estado es ganar más del 50 por ciento de las municipales.

La designación de candidatos pasará por el filtro insoslayable del CEN y la Federación. No serán los aspirantes de Héctor Yunes ni los de José Yunes, tampoco los sugeridos por diputados federales. El 2017 en Veracruz es tan importante para el “2018 presidencial” que cada nombre será revisado, sobre todo en términos de pulcritud en su trayectoria.

De entrada, cualquier nombre vinculado con Javier Duarte será descartado como candidato a presidente municipal. No importa si es real o no, si la opinión pública los relaciona, difícilmente serán “palomeados” por el CEN, aunque el Estatal los avalara; quizá habría concesiones, siempre y cuando algún personaje fuerte se comprometiera a hacerlo competir, y claro, ganar.

El “horno no está para bollos” en el CEN tricolor respecto al trabajo partidista en Veracruz. No los tienen contentos. No tolerarán a alguien pensando en el 2018, sólo importa el 2017, me dicen. Ahí les dejo el saco, para quienes quieran ponérselo.

alejandroaguirre77@gmail.com

Twitter: @aaguirre_g

www.alejandroaguirre.com.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *