El último intento de AMLO por congraciarse con EPN

Cuando AMLO le comunicó a Peña Nieto que la denuncia de la UIF se pensó como un “asunto para entretener a la opinión pública” (pero sin futuro alguno en los hechos), el mexiquense no se sintió satisfecho, todo lo contrario, al grado que previo a escribir sus tweets de respuesta, EPN contempló la posibilidad de filtrar (en el corto plazo), uno de sus tan esperados 12 videos.

Aquel pacto signado con un apretón de manos en julio del 2018 vive su etapa más crítica. Nunca antes Peña y AMLO habían estado tan lejos cuando más cerca (para sus respectivos intereses), necesitan estar. Amigos del expresidente en España afirman que podrían avecinarse dos años de una sorda guerra fría entre el mexiquense y el tabasqueño.

“Se tiene la idea generalizada de que Enrique es tibio, manso o con carácter dócil, pero en la actualidad está muy lejos de comportarse así”, me comunican dos de sus más cercanos conocidos en el país ibérico. Cuando Peña recibió la llamada de AMLO se encontró con un EPN muy diferente al de los últimos cuatro años.

López Obrador tomó riesgos (y lo supo perfectamente), desde el momento en el cual permitió a Pablo Gómez utilizar la conferencia matutina para presentar la denuncia contra Peña. Minutos después, el mexiquense no daba crédito, pues nada de esto se había contemplado en el “script de acuerdos”, como ha ocurrido antes.

El pacto nunca contempló “denuncias sorpresas” o un “ábrase en caso de emergencia”; el pacto abarcaba las acusaciones grupales (o indirectas) de Lozoya, pero nunca señalamientos que recayeran en sus familiares, amigos o en su nombre como autor intelectual.

“Entre gitanos no se leen las manos”, dijeron desde España, y reiteraron el desconcierto de Peña con AMLO a pesar de la comunicación que sostuvieron “para aclarar el mal entendido”. No fue suficiente la justificación del tabasqueño y ello provocó, prácticamente de inmediato, una revisión de cuál video podría salir a la luz en las próximas semanas o meses.

La “cortesía” de AMLO por aclararle a EPN los términos reales de la denuncia de la UIF no surtieron el efecto deseado, más aún porque amigos y familiares del mexiquense le reclamaron la “mallugada” a su imagen, (y lo que conlleva para el apellido).

La razón por la cual el presidente se dedicó a suavizar lo dicho por Pablo Gómez el mismo día del anuncio (y una mañanera después), fue con la intención de preparar el campo para una posterior comunicación con Peña. El cálculo le salió mal a AMLO, tomó riesgos de más y es probable que (en el corto o mediano plazo), liberen algún video desde España.

López Obrador y Peña Nieto tienen poderosas armas y pueden dañarse de igual manera. ¿Optarán por echar a andar la carnicería y el intercambio? Ya veremos.

Twitter: @aaguirre_g

www.alejandroaguirre.com.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *