“Arderá Troya”, le advirtieron al presidente

Muy molesto entró Adán Augusto López a la oficina del presidente exigiendo que, de una vez por todas, se desmarcara a Ricardo Monreal de cualquier opción para agenciarse la candidatura rumbo al 2024. “Sólo enturbia mi camino, el de Claudia y hasta el de Marcelo”, dijo el secretario de Gobernación.

AMLO lo enfrentó con la mirada, tomó las hojas de unas estadísticas que revisaba, y sin decir una sola palabra como respuesta, pidió a la persona que se encontraba a su lado le recordara manejar el nombre de Monreal en su “mañanera” del día siguiente. Una confrontación más entre los dos López de palacio.

Acto seguido, el paisano del presidente movió la cabeza reprobando, y sin “decir agua va”, cerró la puerta de la oficina con la fuerza de quien no está de acuerdo ante algo… o ante alguien. Y es que el secretario de Gobernación ya consideraba fuera de toda posibilidad a Monreal, (y aunque así sea), el simple hecho de saberlo mencionado como “corcholata” le provoca gastritis.

Por ello existe ya un acuerdo entre Claudia Sheinbaum y Adán Augusto López, que lograron cerrar el pasado fin de semana vía telefónica: el candidato deberá salir de entre ellos dos, nadie más, y si no fuera así “arderá Troya”, aseguraron. Ambos decidieron cerrar filas para bloquear los caminos de Ebrard y Monreal, “pues les falta morenismo”, sentenciaron.

Lo que nunca supieron Sheinbaum y el secretario de Gobernación fue que AMLO decidió darles un escarmiento, pues si bien es cierto son ellos quienes tienen mayores opciones de agenciarse la candidatura, quiso hacerles ver que nadie la tiene segura, y quien decidirá al “ganón” será él, y punto.

La mención que hizo AMLO de Monreal como aspirante presidencial en la mañanera no se trató de un hecho anecdótico (o de un favor al senador morenista), sino de un manotazo de autoridad para hacerles ver, por un lado, que nadie tendría opciones de ganar sin su figura, y por otro, que en un arrebato o coraje, “bien podría inclinarse por Marcelo o Ricardo”.

En el acuerdo Sheinbaum-Adán Augusto se incluyó a Martí Batres como líder de los senadores morenistas, sin importar al que nombren como candidato sucesor. Repartieron casi todas las posiciones relevantes del gabinete rumbo al 2024, pero, ¿y si resultan ser Ebrard o Monreal?, o peor aún para ellos, ¿si finalmente gana la oposición? Veremos qué ocurre.

Twitter: @aaguirre_g
www.alejandroaguirre.com.mx

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *