EPN confía en el pacto, me dicen en España

Está tan tranquilo como desde el primer día que dejó de ser Presidente. Le informan o se entera de lo que ocurre en México, de las constantes referencias a su persona y ex colaboradores, así como del caso en el que Emilio Lozoya, (“Emilito”, como le decía en corto), pretende “venderlo” a cambio de “salvar su pellejo”.

Fuentes cercanas a Enrique Peña Nieto en España y nuestro país, (mismas que en diversos momentos me han dado detalles del mexiquense), me informan que la “revolución de Lozoya” no le inquieta en absoluto; “tiene un acuerdo de caballeros con AMLO desde aquella visita a Palacio Nacional, cuando todavía era candidato ganador”.

Leer más

“El Señor Lozoya”, le dice AMLO

Así le llama el Presidente al ex Director de Pemex cada vez que lo menciona en alguna conferencia. De ninguna manera le dice “sujeto”, “individuo”, “presunto delincuente”, “corrupto”, “neoliberal”, conservador”, “traidor a la Patria”, o simplemente “esta persona”, es el “señor Lozoya”, y punto.

Intuyo que el ex Director de Pemex merece respeto, (en la óptica de López Obrador), porque revelará la supuesta forma en que cometió delitos en compañía de otros ex funcionarios, situación que al oficialismo podría caerle como “anillo al dedo” rumbo a las elecciones del 2021.

Leer más

El que se mueve no sale en “la mañanera”

Y es que de verdad “el horno no está para bollos” en el gabinete presidencial. Los ánimos se han caldeado al grado que la frecuencia de aparición en “las mañaneras” es motivo de disputa constante, es la oportunidad de lucirse y continuar en el ánimo “del preciso”, es la mejor forma de estar cerca de él.

Secretarios, Subsecretarios, Directores Generales y staff se truenan los dedos cuando pasan semanas sin ser contemplados para “una mañanera”, ni pensarlo cuando transcurren meses, pues simple y sencillamente, de ser así, se han vuelto prescindibles, y quizá, signifique que su puesto esté “en la tablita”.

Leer más

Rosario Robles podría hablar tanto como Lozoya

Quiso traer a Lozoya desde España, (por lo mediático del nombre y los casos que carga), pero en realidad, pensándolo de manera práctica, el Presidente obtendría detalles igualmente atractivos sobre la presunta corrupción del sexenio de EPN a través de Rosario Robles. Sin embargo, ahí existe un problema: hay “vendetta” de por medio.

Pudo ahorrarse toda la tramitología de una extradición, la negociación exhaustiva, la crítica de sus adversarios por un evidente trato “a cuerpo de rey”, es más, se habría evitado hasta el gasto de hospedaje en una lujosa suite de hospital. Lozoya le salió más caro en todos los sentidos, pero lo prefirió a la ex titular de Sedesol en tiempos de Peña.

Leer más

El hombre detrás de Lozoya Austin

Tanto en el caso de la Planta de Agronitrogenados como en el de Odebrecht, el ex Director de Pemex se dijo “sistemáticamente intimidado, presionado, influenciado e instrumentalizado”, dando por sentado, (sin decirlo de manera literal), que los delitos son reales, que participó en ellos, pero que en todo momento se vio empujado por “las manos que mecían la cuna”, a quienes buscará entregar en el afán de evitar la cárcel, a través del valioso criterio de oportunidad.

Leer más

“Tengo vida para terminar mi mandato y dejar sucesor”, dice AMLO

Se han rebasado los 370 días desde que el Presidente López Obrador se comprometió a entregar sus exámenes de salud; fue un 23 de julio del 2019 cuando comentó que lo haría, durante una conferencia mañanera, de acuerdo a datos de Spin-Taller de Comunicación Política, comandado por Luis Estrada.

Si bien es cierto no es obligatorio, el estado de salud del mandatario es de interés público, pues conduce los destinos de la nación. Y aunque nos ha acostumbrado a las continuas falsas afirmaciones cuando usa el micrófono, el que pase más de un año sin cumplir esa promesa, da pie a las especulaciones.

Leer más

“Desproporcionado”, pero aguantador

Siempre hay uno al que molestan más, y en el círculo cercano de AMLO se trata del Secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera. El Presidente sabía lo que su colaborador había dicho sobre el uso del cubrebocas para relanzar la economía, sin embargo, fingiendo que no sabía, esperó la pregunta de la prensa para reprenderlo. Violencia innecesaria, dirían por ahí.

Me hacen saber algunos Secretarios y Subsecretarios, (mismos que para no ser regañados públicamente pidieron guardar sus nombres), que el punto débil de Herrera es AMLO, pues cuando no está junto a él se expresa y mueve con seguridad; en pocas palabras: le pesa la figura del Presidente.

Leer más

Los acuerdos tras la anemia de Lozoya

Lo adelanté el jueves pasado en mi columna titulada “Lozoya y su criterio de oportunidad”. El ex Director de Pemex reconsideró el valor de sus grabaciones y puso sobre la mesa dos exigencias ajenas al acuerdo original: no pisar la cárcel cuando llegara a México y ser etiquetado como testigo colaborador.

Y así fue, de acuerdo a las mismas fuentes federales que he consultado en las últimas semanas, Lozoya logró apegarse al “criterio de oportunidad” registrado en el artículo 257 del Código de Procedimientos Penales. Por tal motivo, ya “sobre la marcha”, las autoridades mexicanas tuvieron que improvisar algo para los medios, y de esa forma, evitar su ingreso al Reclusorio.

Leer más

Lozoya y su “criterio de oportunidad”

Grabó a todos aquellos que recibieron un pago a cambio de un voto más que aprobara la reforma energética. Sí, al puro estilo de Carlos Ahumada. Y lo hizo porque sabía que en algún momento podría servirle, pero también en el afán de comprobar los recursos que le entregaron para tal fin. De hecho, fue el consejo que le dio un viejo amigo, al que quizá deba delatar también.

Me hacen saber que Presidencia ya fue informada sobre varios de los nombres en las grabaciones de Emilio Lozoya. De ahí su urgencia por avanzar en el tema. La relevancia temporal y electoral de las voces en el material del ex Director de Pemex son, indudablemente, oro molido para la 4T.

Leer más

Las grabaciones que Lozoya tiene

Sí, en efecto, desde los tiempos de campaña de Enrique Peña Nieto hasta que dejó la Dirección de Pemex, Emilio Lozoya quiso protegerse y grabó decenas de conversaciones con funcionarios de varios rangos, situación que irremediablemente los llevaría a implicarse en supuestos contratos irregulares y sobornos.

De acuerdo a fuentes cercanas al caso, en ninguna de estas grabaciones aparece la voz del ex presidente, pero sí, cuando menos, la de dos altos colaboradores del mexiquense. Este material permaneció estrictamente resguardado y añejándose con el pasar de los años, tal como aquellos videos que Javier Duarte grabó antes de ser encontrado en Guatemala.

Leer más