Osorio y Meade, a semifinales; José Yunes, en Veracruz.

Después de su Asamblea Nacional del pasado sábado, el PRI hizo la “puerta más ancha” para elegir su candidato rumbo a la Presidencia de la República. Se removió el “candado” que impedía a los no militantes del partido postularse por la “grande”. Ahora no sólo un priísta tendrá opciones, también los simpatizantes.

Muchos dicen que los más beneficiados con la eliminación del “gran obstáculo” fueron José Antonio Meade y Aurelio Nuño. Cierto es que el hoy Secretario de Hacienda ya es elegible para candidato, así como cualquier simpatizante con buena “cargada” de las organizaciones tricolores.

Leer más

Que Karime declare en mi contra: Duarte.

Ya decidieron ir por Karime Macías. Así es. El acuerdo que buscaba Javier Duarte para proteger a su esposa a cambio de información sobre un presidenciable expiró por tres razones: el testimonio que dará Moisés Mansur al ser detenido, el enorme clamor ciudadano para investigarla, y finalmente, la declaración de Miguel Ángel Yunes Linares.

De acuerdo a unas tarjetas informativas que me fueron mostradas en la oficina de un alto mando federal, la PGR sólo espera la detención de Moisés Mansur, quien continúa prófugo en Canadá, (pero ya ubicado por las autoridades de ese país), para proceder contra la ex primera dama de Veracruz.

Leer más

PRI y PAN, se unen.

Las decisiones sobre el PRI en Veracruz se encuentran detenidas, me dicen, hasta que exista claridad respecto a la identidad del candidato presidencial. “Los términos ya están sentados con base en las particularidades de cada estado, cada quien sabe los métodos y sacrificios que deberá tomar”.

Y es cierto, el martes pasado escribí lo siguiente:

“Sin embargo, la asignatura más importante que deberá entender aquel que sea candidato en Veracruz, sin duda alguna, será que la Gubernatura pasa a segundo término, la que importa es la Presidencial, deberá estar dispuesto, de ser necesario, a perder la contienda personal y estatal si es que eso lleva a la victoria por Los Pinos”.

Leer más

Xóchilt vs Karime.

Cuando Karime Macías Tubilla, en su calidad de primera dama veracruzana, le exigió a Javier Duarte de Ochoa, tronándole los dedos y con mirada acusadora, que “a ver cómo le hacía pero de inmediato sacaba a Xochilt Tress” de la nómina gubernamental, era porque ya habían llegado a sus oídos, en repetidas ocasiones, rumores sobre una “peligrosa” cercanía con su esposo.

La Tress, como solían decirle en el ambiente veracruzano, más allá del mote peyorativo de viuda alegre, era una de las personas verdaderamente consentidas de Javier Duarte, quizá, y apegándome a la vox populi estatal, pudo ser “la más aventajada” en el ánimo del entonces gobernador.

Leer más

Confesiones de un priísta sobre Veracruz.

De acuerdo a la conversación que sostuve hace algunas semanas en una oficina de la Ciudad de México, en la zona de Polanco, en el hipotético caso de que el CEN del PRI optara por un Yunes para recuperar la gubernatura de Veracruz, el más aventajado sería José, sí, ese mismo, “el que lleva por segundo apellido Zorrilla”.

“No puedo afirmarte aún si iremos con un Yunes por Veracruz, Alejandro, porque un buen sector del partido considera que el sólo apellido operaría de manera desfavorable en el votante. Habrá pasado poco tiempo de la última elección. Si hubieran transcurrido 6 años, no estaríamos dándole vueltas”, me dijo.

Leer más

Javier Duarte sí pidió por Karime Macías.

Es correcto, solicitó total inmunidad para su esposa, incluso exigió, con su acostumbrado tono demandante y chillón, evitar también cualquier vinculación delincuencial hacia sus suegros, a cambio, por supuesto, de cooperar en temas políticos rumbo al 2018. Sus declaraciones sobre “algunos” podrían desestabilizar aspiraciones presidenciales. Sí, Javier, envalentonado, se atrevió a amenazar o chantajear, sin embargo, la respuesta de “los que mandan” fue una, “saldría más caro, en términos de opinión pública, tapar lo evidente, olvídalo”.

Leer más

Ya no te rías, Javier.

Sí, aunque ahora poseas motivos de sobra, no te rías, Javier. Tienes razón, te pusieron como fiscales a puro “bat de aluminio” para tu primera audiencia en México; te aventaron “vochos” en lugar de “Ferraris”; sí, “no contaban con tu astucia”, y de esa manera, te regodeaste preguntando como jurado a tesista que plagió su trabajo de Wikipedia.

De los siete delitos imputados a Javier Duarte, cinco estatales y dos federales, sólo “delincuencia organizada” es catalogado como “grave”, y ése, literalmente, después de lo mostrado el pasado martes, la PGR lo sostiene con alfileres. Sí, lo sé, pero insisto, no te rías, Javier.

Leer más

Los “amigazos” de Duarte en prisión.

Le apodan el “Guaya Cano”, se llama Eduardo Francisco Villatoro, peligroso narcotraficante y autor intelectual de la masacre de siete policías en junio del 2013; tuvo el dominio (y quizá tiene aún), del occidente guatemalteco para el tráfico de droga; por su peligrosidad fue trasladado al penal militar de Matamoros, el mismo donde duerme Javier Duarte, “el mexicano”; han cruzado la mirada varias veces; siempre que ocurre, el de Veracruz la baja; el nativo, la sostiene, lo reta.

Leer más

Los “planes” del PRI para Veracruz.

De acuerdo a información que me fue proporcionada en lo que varios llama el “círculo rojo”, la posibilidad de que un Yunes tricolor sea nuevamente candidato a la Gubernatura de Veracruz se redujo, cuando menos, un cuarenta por ciento, ya con la elección a la “vuelta de la esquina”.

El asunto obedece a que para algunas voces “pesadas” en el PRI, ninguno de los Yunes rojos podría arrebatar a la alianza PAN-PRD, en este momento, la posibilidad de repetir en la silla de Palacio de Gobierno. Quizá competir, pero no ganar.

Leer más

La broma española de Duarte.

A ver, si aquella máxima “pirateada” por Javier Duarte al finalizar su última audiencia en Guatemala, (mal citada por el ex gobernador), pero que a la frase correcta dicta: “paciencia, prudencia, verbal continencia, no exhibir excesiva ciencia, presencia y ausencia, según conveniencia”, tuviera un mensaje cifrado, habría razones para alimentar la manoseada teoría del acuerdo con “alguien” o “álguienes” poderosos.

Leer más